Desazón

La encuentro cada vez que ingreso al blog. Salta a la vista aún antes de intentar cualquier búsqueda... Me refiero a la carta, la inesperada, aquella con la sentencia, la que todos los miembros de esta plataforma recibimos para ser avisados que sólo hasta el treinta de este mes podremos editar artículos en nuestros blogs...

Y los días irremediablemente pasan, y se va instalando un sabor incómodo ante la certeza de la cercanía de la fecha, y de la imposibilidad de lograr el traslado de todos los contenidos a un nuevo sitio, en otra plataforma.

Pero, ¡que diablos! No hay forma de oponerse o impedirlo, sólo puedo decir que me causa pena y desazón.  

(¡Plop! Después de la bronquitis que me abatió, parece que ahora estoy enferma de desazón... ¡Ja, ja, ja! Mejor reír que llorar.)   

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar