¡Señor invierno!

Desapareció el "veranito de San Juan". Hoy hemos dado diente con diente todo este oscuro día, rodeados de niebla. Parece que el invierno se hace el sordo, o nos ignora, o no sabe, que lo único que deseamos es lluvia, mucha lluvia. Ante todo por el gran déficit que tenemos, y también porque ayudaría a bajar los índices de contaminación del aire.

El frío y la niebla obligan a encender estufas en las ciudades sureñas, donde desde siempre el combustible más utilizado ha sido la leña, tanto por su costo, como por su abundancia, aunque ahora hay que destacar la existencia de claras normativas relacionadas con su manejo y produción.

Sin embargo, la ausencia de viento y lluvia, el uso de estufas no certificadas y de leña sin las condiciones ideales de secado, provocan el aumento de la polución y, como consecuencia, de enfermedades respiratorias, que indudablemente afectan más que nada a niños y ancianos.

¡Señor invierno, por favor, invite a las señoras nubes a darse unas vueltas por estos lares!  

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar